lunes, 15 de diciembre de 2014

Grafeno: un material puntero con grandes posibilidades en divulgación

En el ciclo de conferencias que se desarrolla en Oviedo conmemorando el 75 Aniversario del CSIC hoy se va a hablar sobre grafeno.
La Dra. Rosa Menéndez, coordinadora institucional del CSIC en Asturias impartirá a las 20 h una conferencia titulada "Ciencia y Tecnología del Grafeno. ¿Se estás cumpliendo las expectativas?" a la que, aunque no soy el presidente del CSIC, aprovecho para invitaros.


El grafeno es un material de carbono muy interesante. El grupo de Rosa Menéndez lleva trabajando unos años en grafeno y materiales grafénicos y recientemente ha publicado junto con Clara Blanco, también del INCAR un libro de divulgación titulado ¿Qué sabemos del grafeno? en el que de forma amena y breve cuenta la historia de este material, desde su descubrimiento hasta los últimos avances, incluyendo sus posibles aplicaciones y en el que habla un poco del tema que se va a tratar en la charla, determinar si todas las expectativas puestas sobre este material son realistas. El libro además, desde mi punto de vista tiene un interés especial, puesto que hace hincapié en la diferencia entre grafeno y materiales grafénicos, que son cosas diferentes aunque a menudo se incluyen a todos estos materiales bajo el mismo paraguas. 
Brevemente el grafeno es una capa aislada de carbono con estructura hexagonal mientras que en el término materiales grafénicos se incluyen materiales con unas pocas capas de grafeno o materiales en los que hay una serie de defectos estructurales o químicos (vacantes de carbono o anillos de cinco o 7 átomos de carbono, en el primer caso o átomos diferentes, por ejemplo oxígeno en el segundo). Un simple vistazo a la wikipedia muestra las extraordinarias propiedades del grafeno (para información más detallada la versión en inglés es estupenda). 

El grafeno además cuando te enfrentas a un público infantil o juvenil es especialmente interesante. En primer lugar porque es un material cuya existencia real se demostró hace poco (en 2004) y de forma bastante poco convencional, y que permite una demostración in situ del método original de obtención de grafeno ya que solo necesitamos cinta adhesiva, papel y un lápiz. Además, me permite una lección de motivación y autoconfianza, a veces los experimentos sencillos y las ideas más alocadas funcionan y no hay que tener miedo a afrontar los problemas desde una perspectiva nueva. André Geim y Kostantin Novoselov descubrieron que era posible aislar capas monoatómicas de carbono, grafeno, un viernes por la tarde, después de tomarse unas cervezas en el pub, en sus "experimentos locos de los viernes por la tarde" y lo hicieron con cinta adhesiva y grafito. Seis años después recibieron el premio Nobel de Física por su descubrimiento (y por las propiedades que descubrieron al obtener las capas monoatómicas).


Pero además me permite acercarles a la realidad de los laboratorios, qué es lo que se investiga y por qué, porque es evidente que el método que siguieron Geim y Novoselov para obtener grafeno es difícil de aplicar a gran escala, y que por tanto se han desarrollado y se siguen desarrollando métodos diferentes para la obtención de grafeno de distintas características (en realidad grafeno y materiales grafénicos) puesto que el método de obtención está íntimamente relacionado con las propiedades del material que se va a obtener y por lo tanto con las posibles aplicaciones del mismo. 

Y además puedo contar con la colaboración del gran Tadeo Jones, para que me ayude a acercarles este sin par material.



Esta entrada participa en la XLII edición del Carnaval de Química, alojado en ciencia xxi


martes, 9 de diciembre de 2014

Química y Medioambiente. Desarrollo sostenible.

Os dejo las transparencias de la charla que imparto hoy en el Club de Prensa Asturiano con motivo del 75º Aniversario del CSIC. A pesar de lo que publican hoy en La Nueva España no voy a hablar de productos químicos ecológicos, que la verdad no sé de dónde han sacado la idea.

Estas conferencias no se graban, así que procuraré escribir una versión abreviada la semana que viene.


jueves, 4 de diciembre de 2014

Química y Medioambiente en el 75 Aniversario del CSIC

La próxima semana imparto una charla en el Club de Prensa Asturiana de La Nueva España dentro del ciclo que conmemora el 75 Aniversario del CSIC.


Si estáis por Oviedo o alrededores y os apetece (os estáis muriendo de ganas, lo sé) venir a verme estáis todos invitados. Hablaré sobre tecnologías químicas aplicadas a la utilización y conversión de carbón y de materiales para aplicaciones medioambientales, centrando el contenido de la charla en las actividades que se desarrollan en el INCAR, pues la mayor parte de la investigación que se lleva a cabo en el INCAR se agrupa dentro de estos títulos. De hecho las dos líneas de investigación globales son las siguientes:
Líneas de investigación generales del INCAR
Os adelanto que el objetivo de la conferencia es contar cómo las tecnologías químicas son herramientas que permiten utilizar de forma más eficiente y limpia nuestros recursos. Pero no os adelanto más, porque lo que quiero es veros en el Club de Prensa, el martes 9 de diciembre a las 20h. Nos vemos allí.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Calendarios de Adviento poco tradicionales

El Adviento y la Navidad son dos de las épocas del año que más me gustan. No solo porque tengo niños pequeños que disfrutan con todos los preparativos de Navidad, villancicos, decoración y manualidades navideñas incluidas, sino que ya me gustaba de antes, y mi ilusión se mantiene a pesar de las ausencias que se hacen más presentes en estas fechas.

Este año, además me he encontrado con dos iniciativas que unen Adviento y Ciencia (y tal vez haya más) como son los calendarios de adviento científicos, que al igual que los tradicionales cada día abren "una nueva ventana" a imágenes de ciencia incluyendo información de interés.

Laura Morrón, en su estupendo blog Los Mundos de Brana (sus entradas sobre biografías de grandes científicos deberían ser obligatorias en el colegio) nos habla de los orígenes de la tradición del Calendario de Adviento y menciona el calendario de adviento de la Max Planck hace una cuenta atrás diferente. Abre cada día la puerta a una imagen científica con su consiguiente explicación.
La de hoy es una imagen de una sepia tropical que cambia de color y este color se propaga en forma de ondas, lo que se utiliza para estudiar pequeños conjuntos de neuronas.
Más información sobre la foto aquí
Pero este no es el único. En la página de Compound Interest que explora los compuestos químicos presentes en las cosas que utilizamos diariamente (con el fin de demostrar que todo es química...) se puede encontrar un bonito calendario de adviento con productos químico. El de hoy es el mentol, que se utiliza tradicionalmente en los bastones de Navidad de caramelo.



Y está claro que cualquier época del año es buena para aprender, ligado con la Navidad explican de forma detallada la química que hay detrás del color rojo de las hojas de las poinsetias, plantas navideñas por excelencia. Lo que yo no sabía es que se puede fabricar un indicador de pH con sus hojas, igual que con las hojas de la lombarda, ya que la antocianina que contiene exhibe variaciones de color por efecto de la acidez del medio.
 Así que guardad las hojas que se caen de vuestras plantas de Navidad, cocedlas e impregnad papel de filtro con el líquido obtenido, así tendréis un papel indicador listo para cualquier experimento casero con cambios de pH.

PD. Feliz cumpleaños mamá, guárdame las hojas que se caigan de tu poinsetia...